En Tzitzio, 58 familias cumplen su sueño de contar con una vivienda digna

“Es algo que nunca dejé de soñar; es lo que más se anhela en la vida: tener algo que dejarles a mis hijos, un hogar”, externó Benito Cázares Zetina, emocionado al recibir del Gobernador Silvano Aureoles las llaves de su nueva casa.

Con otras 57 personas de Tzitzio, que por años buscaron la manera de tener un patrimonio propio, hoy Benito materializó su sueño gracias al esfuerzo conjunto del Gobierno del Estado, el Gobierno Federal y los propios beneficiarios para reunir los 9 millones 11 mil pesos invertidos para construir o dignificar su vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *